domingo, 31 de enero de 2016

24 meses: de bebé a niña

Bebé o bebe. 1. ‘Niño pequeño, especialmente el que aún mama’. Procede del francés, lo que explica la acentuación aguda de bebé, única forma que se usa en España. En algunas zonas de América, especialmente en el Cono Sur, se usa más la forma llana bebe [bébe]. Real Académia Española (RAE).


Hace algún tiempo mi padre me preguntó en qué momento a un/a bebé se le dejaba de otorgar ese calificativo para pasar a ser un/a niño/a a secas. La verdad es que le respodí que 24 meses, pero sin tenerlo muy claro; dudaba entre ese número y el 36 (siguiendo los parámetros de las tallas de la moda infantil). 

domingo, 24 de enero de 2016

Decisión, compromiso, acción y ¡CAMBIO!


Eternamente indecisa, irremediablemente miedosa, controladora obsesiva, ... ¡esa era yo! Un yo extensible a tod@ aquel/l@ que vive la vida desde la zona de confort que da la rutina y el "siempresehizoasí". Pero ¡ay de ti si dejas que la maternidad se cuele hasta el tuétano y permites tragarte uno a uno todos los "yonunca"s pronunciados hasta el momento...!

sábado, 23 de enero de 2016

Crowdfouding: mecenazgo a primera vista


La primera vez que escuché esto del "Crowdfounding" o mecenazgo colaborativo fue de la mano de Verkami. Gracias a esta plataforma llegaron a mí dos proyectos preciosos que me enamoraron en un flechazo instantáneo.

lunes, 18 de enero de 2016

El destete, la luna y la intuición

Ésta es, sin duda, la entrada que más me ha costado escribir desde que creé el blog y es que ahora mismo soy un maremágnum de emociones: la pena se mezcla con la determinación y el coraje, alrededor de los cuales revolotean la duda y la culpa (siempre presente, ¡¿cómo no?!) . Así que en éstas estamos, encarando la decisión más difícil de las tomadas desde que soy madre: el destete.

viernes, 8 de enero de 2016

FENG SHUI: la casa patas arriba

No es novedad que lo oriental está de moda: yoga, comida japonesa, Tai Chi, Qi Gong (Chi kung),... Una moda a la que una servidora también ha sucumbido, probando sus mil y unas versiones e incluso convirtiéndome en una absoluta fan; soy una loca consumidora del sushi, en todas sus formas y colores, y una convencida receptora de acupuntura. No obstante, cuando creía más que explorado el mundo del sol naciente, la "casualidad" me puso en bandeja participar en un curso de FENG SHUI.  

viernes, 1 de enero de 2016

El lado bueno de las cosas ¡FELIZ 2016!


Anoche fue una noche inolvidable. Y no porque fuese la última noche del año ni la última noche que pasamos en la casa que nos había visto convertirnos en mujercitas. Anoche fue una cena llena de risas y diversión, que hizo que la espera a las campanadas pasase en un suspiro.